martes, 26 de abril de 2016

Luciérnagas de bajo consumo

-Perdona Paco, ¿puedes acercarme mi bolso? Necesito mi bloc de notas.

-Claro, una cosa... ¿vas a necesitar algo más de tu bolso?

-Pues no lo sé...

-Bueno, te lo digo porque la semana pasada, concretamente el lunes, me pediste que bajase la tapa del váter y tres días más tarde me lo volviste a pedir. Para no ir dos veces, ¿sabes?

-¿Cómo puedes ser tan cretino?

-¡Enseguida saltas a criticarme! Lo único que quiero es optimizar los esfuerzos.

-Ya te veo levantando  la copa del mundo de los optimizadores.

-¿¡Lo ves!? Otra vez. Pero no me extraña, al fin y al cabo vivimos en el país de la crítica. ¿¡Sabes!? Voy a escribir un libro que se va a titular "Críticas de destrucción masiva".

-El título es impactante.

-Será un best-seller. Y voy a empezar a escribirlo esta misma noche... creo que voy a sentarme en el jardín, aprovechando que hace una noche muy buena.

-Fíjate que colores tienen esas luciérnagas.

-Preciosas.

-Menos mal que compramos luciérnagas de bajo consumo, se nos hubiera disparado la factura de la luz.


Fe de erratas: Es cierto, había roedores.

1 comentario:

  1. Ay, madreee!!! :D :D :D
    Hacía ya un tiempecito que no te leía. Hoy lo he hecho. ...Ha valido la pena; sonrío en una mañana de lunes. ;-)

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.