viernes, 29 de abril de 2011

Cartas desde Ávalon.

Un teléfono suena en mitad de un despacho muy amplio, con piel de oso pardo en el suelo, chimenea y ventanal muy amplio a la espalda del inquilino de la estancia. El sujeto apaga su puro mientras el complemento directo coge el teléfono.



W.C.Douglas: ¿¡Sí!? Al habla complemento directo, digo... W.C Douglas, ¿¡Quién diablos llama!? ¿Black? ¡Deberías haber llegado hace una hora! ¿¡Cómo dice!? Entiendo tu problema de gases, pero no pienso hacerme cargo. (Cuelga) Maldito comunista...


Llaman a la puerta y una señorita pasa al despacho con una carpeta llena de papeles.


Mrs Smith: Señor Douglas.


W.C Douglas: Dígame, ¿alguna noticia desde la central?


Mrs Smith: No señor, datos de venta.


Douglas gira sobre su eje ,gracias a su sillón, y da la espalda a las señorita Smith observando el horizonte mientras escucha las palabras de su empleada.


Mrs Smith: Las ventas han aumentado un 30% en África, un 25% en Asia y 47% en América, además la nueva línea ha tenido muy buena acogida.


W.C Douglas: ¿En qué color?


Mrs Smith: En rojo caldera.


W.C Douglas: (Asiente con una generosa risotada) Lo sabía, sabía que iba a funcionar.


Mrs Smith: ¿Me puedo retirar?


W.C Douglas: ¿Sabías que comencé esté negocio con apenas quince años?


Mrs Smith: Vaya... Algo me ha contado...


W.C Douglas: Pues sí, vendí mi primer producto con tan solo quince años, es una sensación muy especial, cercana a la felicidad.


Mrs Smith: Una vez fui feliz, así que fui corriendo a joderlo todo.


W.C Douglas:¿Y cómo lo hizo?


Mrs Smith: Trabajando para usted.


W.C Douglas: ¿Cómo? ¡Fuera de mi despacho! ¡Y qué venga mi equipo personal!


Mrs Smith: Sí señor Douglas.


Tras cerrar la puerta, y casi sin dejar que la cerradura haga su función, dos individuos con silueta rectilínea y andar agilizado entran en el despacho.



Brown: ¿Sí señor Douglas?


Sugar: ¿Nos había llamado señor Douglas?


Douglas: (Vuelve a girar su silla para hacer frente a la compañía) ¡Informe del día!


Sugar: Sí, señor Douglas.


Brown: Las acciones han subido, aunque todavía no están en el valor estimado, siguen teniendo miedo a la oscuridad.


Sugar: El presidente del gobierno vendrá esta noche a cerrar para ultimar el negocio con los africanos, vendrá en cuanto termine de sacar su perro.


Douglas: Excelente. ¿Qué hay de la gama para los más pequeños?


Brown: Está todo pensado, para los señores bajitos hemos reducido el peso y el tamaño del producto, y para los benjamines de la casa el diseño constará de una cara de Bob Esponja en la culata y munición de colores. También haremos una promoción de verano con regalos en los helados, así el producto se hará más popular.


Douglas: Aprendí a lamer helados porque sabía que era una profesión de futuro, mi instinto nunca falla.


Sugar: ¿Podemos retirarnos?


Douglas: ¿Qué hay de mi ego?


Brown: Hemos despedido a quinientos trabajadores para aumentarlo señor.


Douglas: Bendita crisis. No hay nada mejor para el estrés que tener una multinacional.


Sugar: ¿Quiere saber algo más del resto de sus negocios?


Douglas: Para eso solo tengo que ver los sucesos.







El señor Dust, http://www.vanitydust.com/, me envío tres frases para incluir en la elaboración de este texto, deliciosos ingredientes para el plato del día. Las frases están en negrita y cada lector puede hacer libre interpretación de su significado...

6 comentarios:

  1. Pues muy bueno, como siempre. Mis felicitaciones a ambos. Hoy no sé muy bien que podría adicionar sobre el relato... es lo que tiene el alzheimer, que cuando he llegado al final del relato ya no me acuerdo del principio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. La ingeniosidad esta siempre de su lado señor Gincrispi, sospechaba que la felicidad se encontraba en algún rincón de una multinacional.

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  3. y libremente e interpretado, lo negro, lo claro, lo ... todo.

    Saludos de sueño :)

    ResponderEliminar
  4. Decirle al Sr Douglas que el palo de los helados podría tener unos dígitos asociados al destino que te espera... Si te sale 666 ya sabes...Baño de masas.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado. Por ser tan bueno, te voy a obsequiar con un absurdo de mi puño y tecla, pa que veas lo cuán aventajado persistes en tu nivel respecto al del resto (que no al golpe de "drive").

    Un facultativo (de dudosas facultades) pasando consulta a un paciente, ...ambos dos bastante singulares:

    *PACIENTE: -Doctor: pero míreme, ¡dígame algo!, por favor, ¡¿qué tengo mal, qué me falla?! ...¿qué me recomienda?.
    *PSIQUIATRA: -La mente.
    *PACIENTE: -Si ya me paso el día lamentándome "¡AAAYYYY!", pero ¡¿qué es lo que me falla?!!!
    *PSIQUIATRA: -Lo siento, perdone que le haya hablado sin mirarle; es que estaba observando esos gatitos que alcanzo a ver desde aquí por la ventana y...
    *PACIENTE: -¿A ver? ¡ya los veo!; caramba, ¡qué sibaritas!. No lamen leche, ¡lamen té!
    *PSIQUIATRA: -Y sobre su dolencia, decirle que hace unos segundos ya la menté: lo que falla es la mente, es indiscutible.
    *PACIENTE: -Ya sé que don Manuel de Falla es la mente privilegiada que nos obsequió con "El Amor Brujo". Y ahora, por favor y de una vez ¿qué diablos diagnostica usted para mi problema?
    *PSIQUIATRA: -En su historial tengo apuntado que a usted le gusta mucho la menta. Debe ser que ahora le resulta tóxica. Pruebe a cambiar a otro espirituoso digestivo, un orujito por ejemplo, ...pero de otras hierbas ¿eh?.
    *PACIENTE: -Gracias, doctor. Ya le contaré.
    *PSIQUIATRA: -¡Vaya con Dios!
    *PACIENTE, MIENTRAS SE ALEJABA POR LA PUERTA: -¡What's a men without a womaaaan, ...a woman without a maaaan! ...¡Gracias por su consejo en lo musical, doctor; voy corriendo a comprarme el vinilo en mp3!

    Hasta otra Gincrispi, seguiremos aprendiendo de tus delirios.

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.