jueves, 12 de septiembre de 2013

Negación

¿Estamos solos en el universo? Y lo más importante, ¿tendrán un poco de sal?
Anduve toda la mañana paseando de un lado para otro, meditando sobre esta posibilidad y otras más cercanas a mi ser, cuando caí en la cuenta de que me encuentro sumergido en una gran fase de negación. O no.
Lo cierto es que es un momento de negación total. Me pongo delante del espejo y no me reconozco, me coloco delante de la pared y sigo sin reconocerme.
Me imagino que es un mecanismo de defensa, ayer mismo tuve un conflicto externo. Me encontraba en mi banco de confianza, en el que robo todas las semanas, cuando una pareja de policías armados y recién salidos de la peluquería se dirigió a mí:

-Caballero, suerte el arma.
-¿Y quién me garantiza que no la va a coger usted? ¡O esa señora del fondo que no para de mirarme! (aprovecho para flirtear con la señora)
-Mi-mi arma es mucho mejor.
-¡Ha dudado! No pienso soltarla.
-Caballero-se dirige a mí el otro policía- suelte el arma y tranquilícese.
-Estoy muy tranquilo, es usted quien está alterado.
-¡Mentira, estoy muy tranquilo!
-Y yo-afirma su compañero


Al final me pegaron un tiro y terminé en el hospital. Lo cual me llevó a otro nivel de reflexión.
¿Acaso todo esto es obra de un becario? Eso haría que muchas cosas encajasen, esto último me lleva a otro punto, si no es un becario... ¿Será dios feliz con todo esto? Y lo más importante, ¿tendrá un poco de sal?

1 comentario:

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.