lunes, 3 de octubre de 2011

Algo absurdo.

Debíamos escapar, no teníamos otra elección. El canciller Helmud Felpapretendía llenar la Europa occidental de una pegajosa doctrina política acompañada de hombreras y colores chillones que haría desvanecer la mayor de las voluntades. Huimos a través de un largo túnel que resultó ser el colón del sargento de artillería y fuegos fatuos Robert SmileForever, nunca volví a ver un colón tan bien amueblado.

Tras una semana de persecuciones llegó a nuestros oídos que el canciller Helmud Felpa fue apresado en la frontera de belcro situada en las puertas de Brandeburgo, la rana Gustavo también causó baja.

Y ahora hablemos de Sócrates.

Sócrates perdió su nombre en una partida de póker griego, cuando fue al registro civil solo quedaban dos nombres: Galiano y Angela Merkel. Así que prefirió llamarse Sócrates, como el jugador de la selección brasileña de fútbol.Alguien piensa que Sócrates fue un personaje real, y está claro que su educación fue posterior a la década de los noventa.

Gracias a su celebérrima frase: "Solo sé que no se nada", se sabe que estuvo casado o al menos tuvo pareja estable, de las que no se desintegran.

Su muerte está llena de incógnitas, hasta el punto de que resulta imposible leer más allá de la primera frase del informe del forense. Los indicios, y David Lynch hablando al revés, apuntan a que el fallecimiento se produjo por envenenamiento, bien por cicuta o por estramonio. Los expertos no terminan de ponerse de acuerdo.

Ahora, lo que me pide el cuerpo es hablar de recortes… Pero eso lo dejaremos para otro momento…

He comenzado a escribir mi primera novela narrativa, se titula: La mentira de las orquídeas. Por un pedido superior a 100.000 copias os hago descuento en los gastos de envío y el pino puente.

1 comentario:

  1. Querido amigo que he estado ausente un tiempecillo recogiendo tulipanes verdes e insectos de extraña semejanza a la familia de los mustélidos. Soy un apasionado de la naturaleza ¿Te he dicho alguna vez que como higos chumbos entre horas? Bueno, que la carta me emociona y transporta a lo complicado que resultó masacrar a toda esa gentuza indígena ¿Por qué se resistieron si lo tenían todo??? ¡Qué egoístas!... Gracias por su maestría con el sarcasmo señor Gincrispi. Este comment es del post anterior... Llevo días intentándolo jopetas!!!

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.