jueves, 12 de noviembre de 2009

Cuentan el primer chiste de “Un alemán, un inglés y un español…” en el que el español queda en segunda posición.

El suceso ocurrió en una taberna de Huelva. El emisor se encontraba narrando la historia cuando creyó conveniente dar un giro a su argumento “Quise dar un giro a la historia introduciendo un anglicismo”. Al parecer sus amigos no estuvieron de acuerdo con el nudo de la historia y utilizaron el anglicismo para golpear al autor de la historia. “Nos pareció demasiado transgresor, ¿qué será lo próximo negar el creacionismo?”. El onubense de 39 años se encuentra ingresado con pronóstico introvertido, aunque ha querido explicar el fondo del altercado, “Esa taberna es un foco de nihilismo científico, el serrín y las tapas saladas han nublado la capacidad de raciocinio de los lugareños”. Por su parte las tapas saladas no han querido hacer ningún tipo de declaraciones. La situación comienza a ser preocupante en la localidad andaluza y la policía está teniendo que hacer cada vez más intervenciones debido a debates científicos en las tabernas de toda la ciudad. La parte sur se declara tajantemente a favor del determinismo mientras que la parte este de la ciudad cree firmemente en el libre albedrío y en las patatas aliñadas. Se espera que para la festividad de la Navidad se reduzca el porcentaje de chistes y chascarrillos neo liberales y para eso se han tomado medidas como llenar la ciudad de obras para que ambas comunidades se delimiten perfectamente, continuar con la política del cultivar el analfabetismo funcional, financiar la adquisición de ropa deportiva de colores, abalorios de oro como colgantes y anillos con cabezas de animales agresivos para los jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y 25 años.

2 comentarios:

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.