miércoles, 19 de enero de 2011

La misión. Penúltimo episodio.

Ramón L´Argent: Sinceramente no entiendo la naturaleza de los militares, tenéis la cuña de la guerra en vuestros ojos.


Capitán: Son conflictos diferentes, en la guerra pierdes la materia de tu ser, ustedes separan la humanidad del ser humano y la venden en pequeños paquetes con un 3% de interés.

Nunca he matado a nadie, y estoy dispuesto a asesinar para demostrar lo contrario.


Sargento: Están todas las felicitaciones. ¿Qué hacemos?


Capitán: Vaya... el protocolo ha fallado... En la escuela de oficiales solo me enseñaron a seguir el dichoso método. Mil veces propuse una reforma del procedimiento, ¡pero no me escucharon! ¡Loco!, así me llamaban por querer establecer una guía con mayor utilidad y unos uniformes a juego con el color de mis ojos, pero no... No me hicieron caso y ahora nos vemos en esta situación.


Cabo: ¡Capitán! Parece que hay movimiento en las tropas enemigas, el enemigo avanza.


Capitán: ¿Por dónde vienen?


Cabo: Están a unos doscientos metros, no, perdón, cien, no, trescientos, no doscientos cincuenta.


Capitán: Están haciendo su famosa marcha absurda. Necesito inspiración para afrontar la situación... ¿Que haría Sócrates en una situación como esta?


Soldado: Tomarse la cicuta.


Sargento: ¿Nos tomamos la cicuta capitán?


Capitán: ¡No! ¡Qué nadie se suicide sin pagar al banco!


Sargento: ¡Debemos luchar! ¡Hasta el final!


Capitán: Tengo una idea sargento. ¿Ve ese ejército que tiene ahí delante?


Sargento: ¿El de la derecha o el de la izquierda?


Capitán: Que más da, ¿acaso nos importa la política? No venimos a engañar a la gente, venimos a matarlos. ¡Sargento salga ahí fuera y acabe con el enemigo!


Sargento: ¡A sus órdenes!






3 comentarios:

  1. Señor Gincrispi, su inteligencia, gratifica y espesa nuestro raciocinio en carcajadas…“Son conflictos diferentes, en la guerra pierdes la materia de tu ser, ustedes separan la humanidad del ser humano y la venden en pequeños paquetes con un 3% de interés.”, genial, genial…

    Estoy dispuesto a la cicuta si ese ejército no avanza.

    Un fuerte abrazo y gracias por sus delirios.

    ResponderEliminar
  2. (...)Nunca he matado a nadie, y estoy dispuesto a asesinar para demostrar lo contrario.(...)

    JAJAJAA !! Delirante y ácido, con un toque de humor impecable...Muy bueno!
    Besos, Gin!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los dos por vuestros generosos comentarios, hacéis que mis ganas de escribir no se extingan. ;)

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.