miércoles, 7 de septiembre de 2011

Fin.

Quaid no pudo hacerse cargo de la hipoteca y no finalizó la historia. Ahora, se encuentra sumergido hasta el cuello en una playa del atlántico océano en busca de la involución que le otorgue la felicidad.





Fin.

1 comentario:

  1. Qué guay el fin de Quaid.
    ...Que se anime, a ver si un día vuelve a tiempo y le da vidilla al tintero, que luego se caduca y la pluma no se desliza igual untándola en escupitajos de calamar.

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.