lunes, 15 de marzo de 2010

Bridgeboy: El azote de los villanos absurdos


La tarde del domingo estuvo llena de tensión, y no por el partido de turno en el Salto del caballo, lo que ocurrió fue que un vil personaje, un genio del crimen, un titán del hurto se hizo fuerte en una biblioteca pública de Huelva, con la intención de robar todos los apliques de la instalación eléctrica. El sujeto no era otro más que el Ladrón Gilipollas, que nada más entrar capturó a un grupo de niñas que vendían galletas, una monja con minusvalía y un cervatillo huérfano, acto seguido las alarmas de presión instaladas en el suelo de la biblioteca saltaron, y la policía rodeó rápidamente el edificio arrinconando al criminal. Hemos logrado hablar con el comisario, el cual nos explicó el gran momento de tensión vivido en ese lugar, “La actividad del Ladrón Gilipollas va a más, a cada día que pasa es más gilipollas. El robo de las primeras y últimas rebanadas del pan Bimbo ha aumentado en un 200%, al igual que el hurto de la pipa amarga de los paquetes de pipas. Sabíamos que la única persona capaz de parar esta espiral de robos era Bridgeboy, así que no dudamos en avisarlo” Y así fue, Bridgeboy hizo acto de presencia entrando por la bóveda superior de la biblioteca, a los pocos segundos se encontró delante del villano, y sin titubear ni un sólo instante llevó a cabo su potente ataque, haciendo el puente en las mismas narices del malvado, el Ladrón Gilipollas no soportó la dureza del ataque y huyó del lugar, hemos conseguido hablar con nuestro héroe, “La gente confunde mi ataque con el pino puente, pero el puente es mucho más agresivo. Sabemos que el Ladrón Gilipollas obtiene ayuda de otras mentes malignas, como el asesor estético de Britney Spears, o el individuo que aconseja a Álex Ubago seguir escribiendo canciones de `amor´”. También hemos conocido que Melendi ha sido detenido por colaboración con villano absurdo y tenencia ilícita de plancha de pelo, leemos sus palabras, “Os prometo que mi último disco no tiene nada que ver con el Ladrón Gilipollas, pero si no cobro por el no puedo plancharme el pelo”. Aún nos queda un testimonio por ofreceros, el de una víctima del Ladrón Gilipollas, que ha querido mantener el anonimato, así que no vamos a dar ningún dato personal, pero si podemos decir que le gustan los atardeceres y los anabolizantes de gimnasio, “Quiso robarme el ego, pero sólo vino con un camión de mudanza, así que se tuvo que ir como vino. ¿Sabéis qué Flipy tiene un nuevo experimento? Sé que este artículo no habla sobre mí, pero hago 200 abdominales diarios, ¡El efecto mariposa!”

¡Bridgeboy no nos abandones!

1 comentario:

  1. BridgeBoy:

    esta ciudad ficticia de brumas y edificios imposibles no es lo suficientemente grande para dos superhéroes. Deja en paz a los pacíficos ciudadanos de Fosfoyesópolis y no hagas más majaderías del tipo del pino-puente-cagón. No obstruyas el impecable trabajo de SuperAccountman y su mortífero balance general de cuentas o nos veremos las máscaras.

    Fdo: SuperAccountman.

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.