jueves, 25 de marzo de 2010

E.R.E en la sabana africana

La crisis económica no perdona a nadie, da igual que seas un rico banquero, un concejal de urbanismo o un obispo con afición a los petit suises, tan aguda y profunda es la situación que incluso ha afectado a la estructura económica de la sabana africana, allí nos hemos desplazado para investigar a fondo el problema. Una vez allí recogimos la opinión de un león llamado Simba, “Como león parlante que soy, puedo decir que la situación para los matrimonios políglotas y polígamos está muy mal, el acceso a una pradera con ñus es casi imposible” Tras el testimonio del felino anduvimos por el terreno buscando más opiniones de los nativos del lugar, sin embargo encontramos un equipo de Callejeros, los cuales se dirigieron a nosotros, “¿Sois mendigos?, bueno aunque no lo seáis… ¿podéis decir que traficáis o algo no?" Dejamos al equipo y proseguimos el camino, poco a poco nos fuimos adentrando en el polígono industrial del Serengeti, donde un cangrejo con gafas de sol aguardaba en una esquina el paso de algún conocido, “¡Sí!, ¿qué pasa? Soy el cangrejo de la sirenita, pero necesito algo con lo que estar despierto, ¿te crees qué puedo cantar debajo del agua con un café? ¡Vete al carajo y no me toques las pelotas!” Pasado el iracundo cangrejo nos metimos en una nave con pinta de empresa musical para preguntar a las gentes del interior, al poco aparecieron un jabalí verrugoso y un suricato, los dueños de la productora musical MATATA MUSIC, regalándonos las siguientes palabras, “La gente piensa que somos muy felices con el Hakuna Matata de los cojones, pero la SGAE nos tiene fritos, cada vez que la tocamos en una boda, bautizo, comunión, o paso del río de los ñu en el documental de las 2 nos clavan 500 euros, así no se puede vivir…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.