lunes, 29 de noviembre de 2010

Olvidé el título.

Paciente: ¡Doctor!

Doctor: Tranquilo caballero. Siéntese y me comenta su dolencia.

Paciente: Verá… lo que me ocurre es que cada vez que me enojo en lugar de entrar en un estado de alteración física y psíquica… no paro de cantar I Say a Little Prayer de Aretha Franklin. Tiene que ayudarme doctor.

Doctor: Entiendo… ¿Ha probado a encolerizarse en lugar de enfadarse?

Paciente: Padezco la misma dolencia ante todos los sinónimos.

Doctor: Entiendo… ¡Es usted un perfecto imbécil! ¡Idiota! ¡Cabestro!

Paciente: ¿¡Pero!? ¡Doctor!

Doctor: Es usted un amago de boñiga, si Darwin le hubiese conocido antes de terminar su obra nos hubiera emparentado con los asnos, ¡idiota!

Paciente: Forever, forever…

Doctor: Su mujer se cepilla al enano del circo.

Paciente:

Forever, forever, you'll stay in my heart
and I will love you
Forever, forever we never will part
Oh, how I'll love you
Together, together, that's how it must be
To live without you
Would only be heartbreak for me.

Doctor: Parece un caso agudo.

Paciente: ¡Lo ve doctor! No le mentía.

Doctor: Sólo veo una solución… ¡Idiota! ¡Becerro! ¡Bastardo!

Paciente: Forever, forever…

Doctor: (Hablando por el interfono su secretaria) ¡Rápido! ¡Qué pase el melofóbico que se convierte en B.B King!

Paciente:

Forever, forever, you'll stay in my heart
and I will love you
Forever, forever we never will part
Oh, how I'll love you
Together, together, that's how it must be
To live without you
Would only be heartbreak for me.

Doctor: (Poniendo los pies sobre la mesa mientras se reclina en su silla escuchando el recital de fondo) Al menos escucharé un poco de buena música…

6 comentarios:

  1. Jajajajajaaaaaaaaaa!! Esta vez te pasaste , Gin!!!
    Excelente!!
    Besotes !

    ResponderEliminar
  2. Usted es la excelencia, mi inteligencia fugitiva, señor Gincrispi lo saludo por verme atrapado en realizar una pausa en estos menesteres, lo que no conlleva perderme de sus aventuras.

    Nos veremos pronto, un afectuoso abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este hombre es el nuevo rockstar de los villancicos, me he reído de lo suyo con el figura.

    Deberes muy atrasados (por mi culpa):

    -Los oligofrénicos saben bailar igual de bien, aunque no lo parezca.
    -Debería decirte que si te quise, fue por razones ajenas a la organización.
    -Es posible que una vez encienca la Playstation jamás quiera volver a hablar contigo, ni con nadie.


    Un fuerte abrazo,

    VD

    ResponderEliminar
  4. El hecho de que a mi compañera de trabajo no le haya hecho ni pizca de gracia, me ha hecho todavía más gracia a mí. Jaajajajajaa!!!

    Un plauso

    ResponderEliminar
  5. The moment i wake up, before i put on my make up... Me has hecho viajar a ese momentazo de "La boda de mi mejor amigo" en el que todos acaban cantando... Y bueno como seguidor y fan absoluto de Allen, Ionesco, Marx.... He entrado de pleno en el código absurdo de tu relato. Gracias por la sorpresa.

    ResponderEliminar
  6. Hay que tener mucho cuidado con el síndrome de Aretha, que lo mismo te encuentras con un coro gospel al completo al darte la vuelta.. todo un engorro al montar en autobus

    Me ha encantado!

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.