lunes, 1 de febrero de 2010

Apple lanza al mercado otro cacharro con una manzana


La humanidad ha dado un nuevo paso en su escalada evolutiva, no conformes con la luz eléctrica, la medicina, Mónica Bellucci y el Real Madrid las mentes creativas de la empresa informática han vuelto a dar un giro de tuerca. La nueva máquina de Apple es un compendio de innovaciones y útiles características que hacen de este artefacto algo imprescindible. El diseño es un híbrido entre una botella de agua de 0,5 litros y un sidecar, tendrá funciones únicas en el mundo como hacer callar a un niño ajeno a tu ADN en mitad de un restaurante, o un práctico medidor de uñas que llevará a cabo la función de medir el crecimiento de las uñas en las últimas 24 horas para darte un valioso esquema en colorines, con la información añadida de la cantidad de superficie sombreada por el luto. Obviamente la máquina tendrá conexión a internet, y se rumorea que para conquistar el mercado mediterráneo se comercializará con un ligero olor a sobrasada, y llegado el invierno podrá salir un nuevo modelo con fragancia a mazapán y la superficie corrugada para imitar a la botella de anís el mono, trayendo consigo horas de deleite y felicidad familiar al ritmo de multitud de villancicos. Se creé que el aparato mejorara sensiblemente la calidad de vida de mucha gente, sobre todo del dueño de Apple y se descendencia. Casualmente me he cruzado con el primer usuario del invento en el ascensor y nos ha regalado unas valiosas palabras, “Ahora soy mejor persona”. Tras esas valiosas palabras hemos llamado a Miguel de Cervantes Saavedra para conocer sus impresiones sobre la máquina, “Hombre… parece bonito, aunque hecho de menos un gratinador de queso. Sin duda lo mejor es que es fácil de aparcar”. Servidor se va a apresurar a reservar unos cuantos, ¿qué sería de mi vida sin ellos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.