miércoles, 14 de abril de 2010

Asesinato en Little Island. Episodio 2.


Morgana: Cinta, Anna, Adelaida, pasad. Poneros cómodas.

En pocos minutos todas tomaron asiento y un par de vasos de anís, unas palomitas para ser exactos, los naipes volaron de mano en mano y los juegos de fichas se sucedieron mientras el sol inhibía el uso de la electricidad, pero una vez llegada la noche algo cambió en el grupo de amigas, un giro hacía la oscuridad y los instintos más primitivos del ser humano…

Anna: ¿Nadie quiere ver el Hormiguero?

Morgana: No soporto al presentador.

Cinta: Morgana tiene razón.

Anna: ¿Entonces qué hacemos?

Adelaida: ¿Reciclamos las bases del socialismo?

Cinta: No tenemos pipas.

Adelaida: Entonces lo dejaremos para otro día.

Morgana: Un momento… ¿no habéis escuchado ese ruido?

Anna: ¿Qué ruido?

Morgana: Ese ruido.

Cinta: ¿¡Qué ruido!?

Morgana: ¡¡¡Ese ruido!!!

¡¡BARRUMMMM!! ¡¡CHOOOFFF!! Perdón.

Adelaida: ¡Ahora sí lo hemos escuchado!, ¡madre mía!, ¡cómo se vaya la luz esto va a ser una historia de mucho miedo!

Sin previo aviso la luz se fue, y con ella se llevó el reloj del salón, pero cuando volvió trajo un break de leche para el desayuno y algo inesperado para el grupo de contertulias…

Morgana: ¿¡Pero esto qué es!?

Borja: Soy la letra pequeña del pacto que sellasteis la semana pasada con el diablo, concretamente después del té.

La letra pequeña era un cantante melódico de los años sesenta con un peinado impoluto a prueba de ciclones, jersey rojo pasión, pantalones blancos y sonrisa polar.

Borja: Ese soy yo, y además puedo cantar a dos voces.

¡Quince! ¡Quince!

Adelaida: Te creemos, no hace falta que nos martirices con ese canto de gato pisado.

Anna: ¿Qué quieres?

Borja: Vengo a cobrar la renta de mi jefe, firmasteis un trato y ahora os toca cumplir.

Cinta: ¿Y si no queremos?

Borja: Si no queréis…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.