lunes, 5 de abril de 2010

Sopa de ganso: El spin off. Fin

Juez: ¡Alguacil deme el abanico!

Chicolini: Señor juez no deje de abanicarla, parece que vuelve a la consciencia.

Rufus T.Firefly: ¡Poc! ¡Poc! Orden en la sala. Alguacil lleve a la señorita Dumont a un lugar seguro, concretamente al número 24 de Palm Street, a la razón del señor Firefly. Señor
Chicolini prosiga con sus preguntas al acusado.

Pinky: ¡Peem! ¡peem!

Chicolini: Esa pregunta la dejaré para el final… Señor acusado… ¿es cierto qué aceptó una comisión de entre uno y un millón de euros por recalificar una parcela a las afueras de la ciudad?

Juez: ¡Baje del estrado! No pienso responder a esa preguntar.

Rufus T.Firefly: Si sigue con esa actitud tendré que tomar medidas al respecto acusado, tengo cita con el barbero para dentro de un rato y la señorita Dumont me espera.

Juez: ¡Esto es inadmisible!

Rufus T.Firefly: Tiene razón, ¡qué venga el barbero al juzgado!

Chicolini: Señor juez pido 10 años de prisión para el acusado.

Juez: Me parece bien, acabemos con este disparate cuanto antes.

Rufus T.Firefly: Si usted está de acuerdo por mi perfecto. El acusado es declarado culpable. ¡Poc! ¡poc!

Alguacil: ¡¿El acusado?!

Juez: ¡Ese señor es un impostor! ¡Deténgalo!

Rufus T.Firefly: Un momento... no tiene porque faltarme al respecto, si no está de acuerdo con la condena puedo rebajarla un poco, podría presentarle a mi prima Mary, una relación con ella es como un régimen en libertad vigilada.

Alguacil: Pero... ¿qué hago?

Juez: ¿¡No está claro!?

Rufus T.Firefly: ¡Deténgalo!

Chicolini: Señor alguacil... ¿es cierto qué fue visto en compañía del señor juez el día qué recibió un sospechoso dinero por parte de unos sospechosos señores?

Rufus T.Firefly: Vaya... ¡no sabía nada de eso!

Pinky: ¡Peem! ¡Peem!

Rufus T.Firefly: ¡Eso es definitivo! No sabía que usted mantuviese relaciones con unos señores tan sospechosos.

Chicolini: Pido otros 10 años de cárcel para el señor alguacil.

Alguacil: ¡Pero yo sólo soy un humilde trabajador!

Rufus T.Firefly: Eso no es lo que dice su expediente. Señor Pinky deme el expediente del señor alguacil.

Pinky abre su maletín y saca el expediente del alguacil.

Rufus T.Firefly: Vaya... usted tiene varios borrones en su expediente... señor Pinky que sea la última vez que utiliza el papel de las sardinas para redactar un documento.

Pinky: ¡Peem! ¡peem!

Rufus T.Firefly: ¡Eso puedo considerarlo desacato! Pero bueno... no es a usted a quien juzgamos.

Chicolini: Esperamos su decisión señor juez.

Rufus T.Firefly: Condeno al alguacil y al acusado a 10 años de prisión por relación con gente sospechosa y evasión de algo. Señor Pinky llévelos al calabozo.

Pinky: ¡Peem! ¡peem!

Juez: ¡¡¡Esto es una injusticia!!! ¡¡¡Mis pastillas alguacil!!! ¡¡Esto tiene qué ser una broma!!

Pinky: No se apure señor juez… la justicia en este país es un cachondeo…





1 comentario:

  1. Ya?? no hay más?? aunque la justicia no sea efectiva, al menos parece ser divertida...

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.