miércoles, 21 de abril de 2010

Asesinato en Little Island. Episodio 5.

Guest Starring Jordi Hurtado


Borja: Eso déjamelo a mí...

Borja desenfundó una pistola con un largo cañón plateado y culata de madera, apuntó a Jordi Hurtado... Y si quieres que Jordi Hurtado desaparezca de la historia envía Pum al 666, o si por lo contrario no quieres que Jordi Hurtado si permanezca en la historia envía Payon al 666.

Borja: Maldición... otra vez se ha encasquillado...

Jordi Hurtado: Mmmm, como hemos disfrutado del subproducto de las legumbres que comí ayer, deliciosas, escuchemos otra pieza musical.

Morgana: ¿Cuándo va a llegar tu jefe?

Sentado sobre un radiador junto a la pared.

Borja: Haces demasiadas preguntas... Os dije que llegaría con las campanadas de medianoche, sólo queda una hora, así que tendréis que esperar. Por cierto, mi jefe es un ser... como lo diría... peculiar, así que os recomiendo que no interrumpáis su diálogo, necesita tomarse su tiempo.

El minutero avanzaba lentamente, a ritmo de ventanilla, bajo la tensa mirada del grupo de señoras, Borja, Jordi Hurtado, la alineación titular del Hércules C.F de 1978 y un pez llamado Wanda. Finalmente llegó el momento, el tiempo se hizo realidad y la acción estaba dispuesta, sólo faltaba que el próximo invitado hiciese acto de presencia, de repente la televisión de conectó y los canales se sucedieron unos tras otro, cuando todo el mundo esperaba que el movimiento se detuviese en Intereconomía para que el diablo se hiciese corpóreo, la sucesión de canales continuó, justo hasta el momento en el que llegó al canal de Teletienda, momento en el cual el receptor tomó apariencia de unas tragaderas que comenzaron a vomitar una silueta, que con paso de los segundos fue tomando forma hasta resultar un chef con traje blanco, amplio bigote, sonrisa cobriza y una barbacoa capaz de cocinar sin aceite. Borja se acercó rápidamente para saludar a su jefe debidamente.

Borja: Bienvenido señor de la penumbra y emperador de la barbacoa sin calorías.

Jordi Hurtado: ¡Ooo la comida! Uno de los placeres de la vida, ¿una ronda relámpago?

Chef: Gracias Borja... Pero acordamos en la última circular satánica... Que íbamos a abolir... La patada en los testículos... Como saludo reverencial...

Borja: Lo siento maestro.

Chef: Bueno... Me estabais esperando... Vengo a por algo que me pertenece...

Morgana: ¡Tienes qué darnos al menos una oportunidad!

Cinta: ¡Eso! ¡Una oportunidad!

Chef: Si eso... (Tic tac tic tac) Queréis... Bueno... Hoy me he levantado magnánimo... Os propondré… (Tomando aire) un acertijo... Si lo acertáis... Os podréis quedar con el tesoro sin entregar... Nada a cambio.

Anna: ¿Pero un acertijo de qué tipo?

Elisabeth: ¿Se puede elegir temática?

Morgana: Si es así elijo deportes.

Cinta: Preferiría jugar al trivial, o algún juego de naipes.

Morgana: ¿Naipes?... no estaría mal jugar a las cartas.

Anna: Decidido, queremos jugar a las cartas.

Chef: Un acertijo... (Edad Antigua) De los que hay que acertar... (Edad Media) Aunque bueno... (Edad Moderna)Si preferís jugar a las cartas podríamos... organizar algo… Pero con vuestras cinco almas en juego…

Jordi Hurtado: Bueno, bueno, bueno, parece que la pregunta caliente se pone interesante, ¿quién saldrá vencedor? Lo veremos en el próximo episodio de “Saber y ganar”, perdón, de “Asesinato en Little Island”, buenas tardes y hasta mañana queridos lectores.

4 comentarios:

  1. Envié trece mensajes al 666, en los trece ponía Pum, pero en los otros cinco ponía Payon. La respuesta fue: se ha dado usted de alta en el club zed... desde entonces mi cuenta bancaria está vacía... y eso que ha sido ayer... vaya tarde más buena.

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJA
    Genial
    El final con Jordi Hurtado me ha encantado.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por pasaros, dentro de poco el siguiente capítulo... muajajamuajaja

    ResponderEliminar
  4. ¿Éste es el chef que descuartiza con los mejores cuchillos flexibles del infierno?

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.