lunes, 21 de diciembre de 2009

A Belén Esteban le cae un objeto de atrezzo en la cara y aparece un tercer rostro.

Basado en un capítulo de los Simpsons.

Al parecer la susodicha se encontraba inmersa en la lectura de una de las obras de Nietzsche, cuando su busca sonó y eso le hizo ponerse en alerta. Tras cerrar el libro terminó la taza de té y empolvó un poco su nariz, un minuto más tarde partió hacía su trabajo. Una vez allí acudió al debate diario, que junto con sus compañeros, mantenía sobre la moral y la ética del ser humano después de la revolución industrial. La tarde transcurría tranquila entre apreciaciones y el sonido de una suave lira… cuando de repente un relámpago cultural estremeció el ambiente. Un conglomerado de palabras mal sonantes y continuos errores gramaticales enturbiaron el ambiente, ante lo cual nuestra protagonista no pudo reprimirse y saltó sobre la presencia corruptora para restablecer el Status quo. Aunque el acto tuvo nefastas consecuencias, ya que al intentar apaciguar a la fulgurante presencia una pared del plató cedió sobre el cuerpo de la contertulia, pero esto no es todo, ya que una señora de mediana edad que portaba 3 cajas de polvorones que su niño el chico le había traído, tropezó y cayó sobre su cara, pero esto no es todo, ya que la asociación de hombres corpulentos y su mascota, un cerdo blanco, resbalaron con los polvorones y cayeron sobre su cara, pero esto no es todo, ya que el presentador se estaba comiendo un cañón de crema y resbaló con las heces del cerdo cayendo sobre la cara de Belén. Acto seguido y con mucho cuidado incorporaron al cerdo y una vez que comprobaron que estaba en perfecto estado de salud pasaron a socorrer a la amenizadora oficial de las tardes de Tele 5. Tras lo cual se comprobó la tragedia, una tercera cara había aparecido, la cara de Belén Esteban se había metamorfoseado en al cara de Carlos Solchaga Catalán, ministro de economía en la época de Felipe González Márquez. Con este nuevo rostro no sólo había ganado un plus de atractivo físico sino que además pasó a formar parte de las tertulias políticas de todo el país con su grito de: “Por este país MA-TO, MA-TO”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.