martes, 29 de diciembre de 2009

Un ejército de pelirrojos se hará con el mundo en 2012.

Unos documentos desclasificados por el gobierno de Turquía han puesto en alerta a la opinión mundial y a un grupo de jubilados que descansan en Benidorm. El movimiento ha comenzado y se antoja imparable, las declaraciones han empezado a surgir y nosotros hemos recogido la del modista Paco Rabanne, “Secundo la idea y propongo estrellar una nueva M.I.R en París si es posible”. Los pelirrojos están siendo investigados en todo el mundo, y se ha preguntado sobre el tema al cantante de Simply Red pero afirma no saber nada, aunque se ha demostrado que está tomando clases de judo y una zanahoria todas las mañanas. Lindsay Lohan tampoco ha querido hablar sobre el asunto, pero se sospecha que está consumiendo toda la droga que le corresponde en varias generaciones para dejar sin existencias a rubios, morenos y castaños. Tal y como indica el calendario maya, el suceso tendrá lugar en el mes de mayo, justo después de las cruces de mayo mayas. Respetando la semana santa maya y el puente de Andalucía maya. También se han encontrado indicios del suceso en los escritos de Nostradamus, entre el apocalipsis del año 2000 y el advenimiento del Jesucristo rapero en 2015. Se cree que los panochitas tienen su cuartel general en el mar rojo, donde un millar de individuos esperan una señal para actuar. Al parecer al mando de las fuerzas de combate se encuentra David Caruso, y controlándolo todo el príncipe Harry con su disfraz de nazi pelirrojo. Se ignora los motivos de la revuelta rojiza, aunque según fuentes cercanas al movimiento panochita la intención de los guerreros es la de suprimir toda vida no pelirroja de la faz de la tierra, que dios los coja confesados, o al menos con una peluca pelirroja.

2 comentarios:

  1. Y el mariconcillo de "The Comunnards" estará también en el ajo?

    ResponderEliminar
  2. y el que hemos visto esta mañana too.

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.