jueves, 17 de diciembre de 2009

Un terremoto de 6,3 azota la Península Ibérica.

El suceso ha tenido su epicentro en aguas del atlántico, a 58 km de la costa de Faro, Portugal. En pocos minutos, y sobre las 2:30 de la madrugada hizo acto de presencia en territorio español, concretamente en Ayamonte, sembrando el caos y 2 kilos de tomates. Tenemos el testimonio exclusivo de Paquita que nos habla sobre el acontecimiento, “Ya que estaba metido en faena podía haber hecho algo con el poto que se me está secando”. Sin tiempo para reacción alguna el seísmo llegó a la ciudad onubense creando altos índices de confusión, el temblor se había dedicado a colocar pelucas de Lord inglés a todos los ciudadanos, siendo imposible diferenciar a los habitantes de la Duquesa de Alba. A un ritmo alto y sin descansar un solo segundo, las ondas sísmicas siguieron avanzando por el territorio español hasta llegar a Sevilla. Donde se dedicó a pintar las caras de los sevillanos con motivos felinos, ante lo cual Amparo parece no mostrar ninguna reticencia, “Ha sido un alivio, ahora todo el mundo pensará que mi bigote es pintado”. El movimiento continuó su trayectoria, aunque hizo un alto en el camino parando a desayunar en una cafetería a la entrada de Mérida, tenemos las declaraciones del gentil camarero que atendió a las ondas, “Pues primero llegaron las ondas P, que se tomaron una media con mantequilla y un zumo natural mientras actualizaban su Facebook, después llegaron las ondas S que tomaron una tostada con tomate y jamón serrano y un café para beber”. Para recabar la máxima cantidad de información hemos acudido al Instituto Nacional de Geografía desde donde nos han dado los siguientes datos en voz de Federico Gómez, “Ha sido el temblor más bromista que hemos tenido en los últimos 30 años, llegando a un 6,3 en la escala Willy Wilder, si hubiese sido un poco más bromista podría haber sepultado una ciudad entera en confeti y matasuegras, una hecatombe” Al parecer horas más tarde se produjo una réplica alcanzando un nivel de sólo 2.0. Siendo los únicos afectados los individuos con frenillo, que recibieron llamadas telefónicas imitando el momento de la liberación de Brian en “La vida de Brian” de los Monty Phython. Seguiremos informando

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.