lunes, 6 de septiembre de 2010

Tiramisú.


Mi nombre es Antonio, y tengo que deciros que mi integridad física, mental y por su puesto sexual depende de un hombre, y sé que sólo puedo encontrarlo en un lugar. Así que tengo que dirigirme rápidamente a ese sitio, un bar de mala muerte donde mora mi salvador, mi Cid campeador.

Antonio: ¿Dónde está Freud?



Alan: No lo he visto en todo el día Antonio.



Antonio: Vaya… Pensaba que era endémico de esta barra de bar.



Alan: ¿No tienes a un hombre para qué te haga ese tipo de trabajos?



Antonio: Lo tenía, ella acabó con él. Ya sabes a quien me refiero, tiene un cerebro reptiliano capaz de acabar con su presa en pocos minutos.



Alan: Lo siento… ¿Y cómo lo hizo?



Antonio: Exactamente no lo hizo ella, fue su perro. Es un animal muy fiero adiestrado para la venganza y las noches de gala. Se cruzó con mi hombre en un pasillo y no dudo en darle cinco tiros, murió en pocos minutos.



Alan: Vas a necesitar a un gran especialista para derrotarla.



Antonio: Lo sé. Sería capaz de convencer a Abel para que avalase la hipoteca de Caín, una persona muy persuasiva.



Alan: Creo que tengo a tu hombre. ¡Juan el “As”!



Antonio: ¿El “As”? No me gustan los individuos asimétricos.



Alan: ¿Cómo? A veces hablas de una forma muy extraña.



Antonio: Un individuo asimétrico es aquel que ha llegado a la pubertad de sus pensamientos a la misma vez que a la senilidad de su cuerpo. Lo echaría todo a perder con su vicio por el vodka y las adolescentes.



Alan: ¡Lo tengo! Karim “siete dedos”, acabará con ella en un minuto. Tiene una habilidad especial para derrotar enemigos y disfrazarse de pato.



Antonio: Mmm, he oído hablar de él, dicen que hace la mejor salsa al wiskey de la ciudad…



Alan: Sería perfecto.



Antonio: Está bien, que haga un tiramisú. Esta vez mi suegra no podrá vencerme. El concurso de cocina será mío.

2 comentarios:

  1. Jajajajaaj! Bueniiisimoooo!
    Y pobre Antonio, claro que hay un honor, una "chapa" como decimos los argentinos , que es el orgullo, la dignidad!!! Y más aun si el objetivo es derrotar a una suegra..hmmmmm..pobre tipo!

    Barbaro como siempre!Me robaste la primer sonrisa de la tarde...que no es poco por ser miercoles...

    ResponderEliminar
  2. Qué capacidad para engatusar y darle una sorprendente vuelta al final a las historias

    ResponderEliminar

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.