miércoles, 16 de junio de 2010

Un estudio revela un carrete fotográfico

Una de las grandes ventajas de nuestro siglo es que tenemos los estudios: trabajos e informes plagados de datos que otorgan validez a doctrinas y comportamientos. Como el estudio que revela que 7 de cada 8 es menos que 8 de cada 8, o el estudio que revela que 9 de cada 10 personas, encuestadas en la puerta del Sol de Madrid, le bajarían el volumen a Belén Esteban y la décima además le subirían el contraste. Este tipo de trabajos llenan de prestigio y crema de arándanos a las universidades, laboratorios o pastelerías encargados de hacerlos, todo lo contrario que lo ocurrido con los premios Nobel, que sólo sirven para reivindicar el triunfo de los malos modos sobre el resto de la suciedad, perdón, sociedad. Aunque el caso más famoso fue el estudio publicado por la universidad de Cambridge, que reveló un carrete fotográfico del verano de 1978. Fue un verano plácido para el joven Friedrich Nietzsche en el que pudo hacer la bomba todas las veces que quiso en la alberca de la tía Cloe, porque tal y como dice el estudio, 7 de cada 10 filósofos son más felices haciendo la bomba que negando la existencia de Dios o buscando al individuo que les ha hecho el bollo en la puerta del conductor. Para concluir el texto sobre los estudios me gustaría reflejar los datos de un último informe sobre los internos del centro penitenciario Virgen de Usaint Bolt de Huelva, y es que 10 de cada 10 individuos encarcelados en el citado centro saben correr cuando nadie los mira, aunque quizás este estudio llega con unos días de retraso. Que tenga un buen día y que España le meta unos cuantos a Suiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Jes Extender es el opio del pueblo.
Al salir cierra la puerta que se escapa el gato.